“Otro legado” del ex ministro Alberto Arenas: Recaudación fiscal se frenó en US$1.000 millones después de su reforma tributaria

Octubre 04 16:58 2016

El pasado domingo, el ex ministro de Hacienda de Bachelet, Alberto Arenas, rompió el silencio que mantuvo por año y medio desde que fue destituido por Michelle Bachelet, quien lo sacó en un cambio de gabinete que realizó en mayo de 2015. Arenas fue el primer titular de Hacienda en ser removido del cargo desde marzo de 199 y fue quien impulsó y consiguió la aprobación en el Congreso de la reforma tributaria, que aumentó los impuestos a las empresas del 20% al 27% y modificó completamente el sistema impositivo del país.

“Estoy convencido de que la historia será más equitativa con mi labor en el Ministerio de Hacienda que la contingencia actual”, dijo el ex ministro al diario La Tercera, quien había prometido que la economía crecería sobre 4% y tendría “brotes verdes”, los que finalmente no sólo nunca llegaron sino que este gobierno acumula cuatro años creciendo al 2% o menos, el más bajo desempeño en medio siglo.

Respecto de la reforma tributaria, la defendió afirmando que “tuvo un diseño técnico de alta calidad”, y desmintió que haya afectado el crecimiento económico. “La respuesta es una sola: no son las reformas las que primordialmente explican las condiciones del bajo crecimiento de Chile. La principal causa de este menor crecimiento tiene que ver con que la productividad está estancada hace más de 10 años”. Aseveró que “otro gallo cantaría en Chile si no se hubiera realizado la reforma tributaria y, es así, -observó- ya que la sólida posición fiscal sumada a los recursos de la reforma tributaria están generando un cuadro que aún permite tener una política fiscal contracíclica y estoy seguro de que seguirá siendo contracíclica en 2017″.

Pese al “otro gallo que cantaría” en Chile sin su reforma tributaria, como dice Alberto Arenas -asesor de la Cepal desde su salida del gobierno-, los números muestran otra realidad. El aumento de recaudación fiscal no minera del país tras su reforma tributaria ha sido bastante inferior al de los años anteriores, estando en promedio un 45% por debajo de los aumentos verificados entre 2010 y 2013.

Cifras oficiales de la Dirección de Presupuesto del Ministerio de Hacienda muestran que durante 2010-2013 -el período inmediatamente anterior a la reforma-, la recaudación tributaria no minera aumentó en $ 2.167.597 millones, promedio anual, cifra que se reduce en 45% en el período 2014-2016 a $ 1.490.544 millones, es decir, $677 mil millones (US$1.000 millones). Y esa cifra de recaudación incluye, además, los US $800 millones que se recaudaron por la repatriación de capitales durante el año pasado, por lo que de sacar ese monto único por un año sería aún menos la recaudación fiscal. No se contabilizó la recaudación minera debido a la caída del precio del cobre durante los dos últimos años, y no afectar la base comparativa, ya que de incorporarse la baja sería aún mayor.

En 2013, la deuda bruta del gobierno ascendía a US $33 mil millones, equivalente al 12,8% del PIB; el año pasado subió a casi US$39 mil millones, un 17,1% del PIB. Esa cifra no se observaba desde 1995, cuando fue 17,5% El alza de casi cinco puntos de deuda en apenas dos años superó toda el alza que tuvo la deuda pública durante los cuatro años del gobierno pasado. Arenas recibió el país con un déficit fiscal de 0,6% en 2013 y lo llevó a -2,2% en 2015, cifra que subirá este año a -3,2%, la peor desde la crisis subprime de 2009.

Publicado por Chileinforma

  Categories:
view more articles

About Article Author

Carlos Cren
Carlos Cren

View More Articles