La Izquierda el poder detrás del Presidente

Agosto 15 10:37 2018

Por

Mauricio Rojas Mullor, ex integrante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), ex miembro del Parlamento Sueco, ex director de Contenidos y Estrategias de la actual Presidencia y ex ministro de las Culturas, de las Artes y el Patrimonio, último cargo en el que duró solo un fin de semana -hace un tiempo atrás- en el programa de televisión “Camilo” de CNN Español, manifestó lo siguiente: “…tendrían que ver el Chile de hoy donde están renaciendo todas estas tendencias que parecen no haber aprendido nada ni olvidado nada del pasado. En Chile hay que luchar fuertemente para restaurar la memoria y para también crear una esperanza…” 

A continuación, al referirse sobre el Museo de la Memoria, expresó, “…. es algo para que la gente no piense, para atontarte. No hay ninguna explicación de cómo se llegó a donde llegamos. Es una forma de crearte un verdadero trauma. Es un museo de la izquierda para contar una versión falsa de la historia de Chile porque oculta esa parte importante, cómo llegamos a odiarnos de tal manera…”.

Finalmente, Rojas manifiesta que a la izquierda chilena le falta un acto de arrepentimiento en el cual se deben desprender de su capital político, reconociendo que propiciaron y crearon el camino por el cual transitaron los tanques. Termina su idea con la siguiente frase, “…decir eso, que bien le haría a Chile, que bien le haría a la juventud chilena que ha nacido con este cuento…”Palabras y expresiones que no fueron aceptadas por quienes son el mayor grupo de presión del país y además tienen el verdadero poder político, la izquierda de Chile.

Si ser político y ser Presidente de Chile, significa no responder a quienes lo eligieron y menos a sus propios ministros (ni hablar de los ex uniformados de quien se ha burlado varias veces) entonces, no hay nada más que hacer. De seguir así, no cabe ninguna duda que el próximo gobierno será de izquierda.

Hagamos fuerza para que este presidente no siga quemando a sus ministros, donde al final del día, el único que se salva es él. ¿Quién seguirá después? Así como están las confianzas, podría ser el ministro de Hacienda o el flamante ministro de Desarrollo Social o tal vez el Ministro de Relaciones Exteriores. No me extrañaría que algún otro ministro dejara el cargo voluntariamente. Con esa lealtad -que también es exigible, de arriba hacia abajo- es difícil, “entre reto y reto”, mantenerse en La Moneda. Un poco de dignidad, por favor.

 

  Categories:
view more articles

About Article Author

Carlos Cren
Carlos Cren

View More Articles