País justo

Abril 15 11:29 2019

Disiento de la opinión de Cristián Larroulet en el sentido que Chile fue un país justo durante el primer gobierno del presidente Piñera, en circunstancias que durante su mandato se intensificó la persecución política en sede judicial contra los militares y carabineros que debieron enfrentar la guerra subversiva y el terrorismo existente en las décadas de los años 70 y 80 del siglo pasado.

En efecto, contrariamente a lo que el candidato Piñera había prometido durante su campaña presidencial, durante su gobierno la cantidad de juicios sobre “violación de derechos humanos” aumentó explosivamente. 

En dichos juicios los jueces fallan contra leyes expresas y vigentes, atropellan garantías constitucionales y el principio de legalidad —principio esencial del derecho penal que no puede ser suspendido bajo ninguna circunstancia— y condenan sobre la base de ficciones jurídicas o sin pruebas suficientes como para adquirir la convicción, más allá de toda duda razonable, de que realmente se hubiere cometido el hecho punible objeto de la acusación y que en él le hubiere correspondido al acusado una participación culpable.

En dichos juicios los jueces no someten su acción a la Constitución y a las normas dictadas conforme a ella, incumplen los deberes de su función, contravienen el ordenamiento jurídico que están obligados a aplicar y respetar, abusan de sus facultades jurisdiccionales e imponen arbitrariamente su voluntad por sobre el mandato explícito de la norma, con el propósito de condenar a toda costa a los militares y carabineros. En dichos juicios lo que se busca no es justicia, sino venganza.

Adolfo Paúl Latorre, Abogado.

view more articles

About Article Author

Carlos Cren
Carlos Cren

View More Articles